Clientes vs Abogados: Los ‘Diez Mandamientos’

Leemos estos días en Expansión un artículo que nos ha resultado especialmente interesante, ¿sabéis cuáles son las principales exigencias que presentan los clientes a sus abogados? Son diez, un decálogo de ‘demandas’ –en este caso, no en el sentido jurídico al que suele hacer referencia esta palabra- que ha elaborado el diario tomando como fuente la experiencia de directores jurídicos de multinacionales.

despacho abogados

Nosotros los hemos leído y, en gran medida, compartimos parecer. Adaptamos esa tabla de los ‘Diez Mandamientos’ y os damos nuestra particular visión de esos aspectos qué piden los clientes a sus despachos de abogados.

  1. Escuchar a los clientes. Puede parecer obvio pero en ocasiones no se presta toda la atención que requieren estos. Hay que conocer todas las necesidades, deseos y frustraciones que tienen aquellas personas que acuden a nosotros en busca de ayuda o asesoramiento.
  2. Comunicación regular y fluida. No se trata de tomar un caso y ponernos a trabajar en él, dejando a un lado al cliente hasta que este esté resuelto. Es importante mantenernos en contacto con él y que vaya conociendo nuestros avances en el tema en cuestión. Es lo que va a aumentar su confianza en nuestro despacho de abogados.
  3. Propuestas de solución de problemas. Aquel que acude a un bufete suele tener algún asunto que considera importante por resolver. Hay que ser rápidos y claros, proponer cuantas soluciones sean necesarias y huir de la complejidad.
  4. Entender por completo al cliente, ya sea particular o empresa. Solo así se le podrá dar la mejor respuesta al problema que plantea.
  5. Sensibilidad de los costes. Hay que ajustarse al presupuesto que se haya dado, a la cantidad final que se le estipulara por costes del proceso. Especialmente en la situación que vivimos, somos muy sensibles al tema de precios y dinero, así que cuidado con este tema…
  6. Seguimiento del caso. Como ya comentábamos en el punto 2, el cliente debe sentir que se está trabajando para dar buena salida a su situación, cualquiera que esta sea. Hay que hacérselo saber, que sea consciente de que se le dedica tiempo a su problema.
  7. Compromiso y generación de confianza. Un cliente sentirá más apego por el despacho si le hacemos llegar que estamos comprometidos con la causa. A esto contribuye tanto el punto anterior como el número 2. Igualmente, el respectar el tema de ‘costes’ y ‘presupuestos’ también va a mejorar la confianza que se siente.
  8. Aprendizaje e innovación. Hay que estar abierto a las novedades que se vayan produciendo. El cliente nos pide estar al tanto de las novedades en cuanto a legislación y otros mecanismos que conforman todo el aparato judicial y relacionado con la actividad del Derecho. También valoran que se trate de profesionales al día con internet y las nuevas tecnologías, un abogado de este tiempo.
  9. Cobertura internacional. Muy importante: ofrecer un servicio tanto con oficinas en varias localizaciones de interés como –añadimos nosotros- poder atender a los clientes en diferentes idiomas. En el Caso de Vilas Lawyers, nuestro equipo está formado por personas que dominan tanto el español como el inglés, italiano, francés y portugués.
  10. Cuidar los detalles. Cultivar al máximo las relaciones con los clientes. Como hemos visto en este decálogo, varios son los puntos que conducen a esto, a conseguir que nuestros clientes se sientan más ‘amigos’ que otra cosa, como en casa, y que sepan que son importantes para nosotros.

____________________________________________________________________________

Decálogo elaborado por Expansión tras entrevistas con directores jurídicos de multinacionales. Estos participaron en un acto organizado por Iberian Legal Group.