Actuaciones ante impago de alquiler: los desahucios exprés

Los propietarios de inmuebles en alquiler llevan décadas manifestándose sobre la falta de protección que tienen cuando el inquilino no paga las cuotas de alquiler. Hasta el momento, los procesos de desahucio de personas que no pagaban la renta se hacían interminable y, según los dueños de las viviendas que se rentaban, al final todo acababa con una importante cantidad que se le adeudaba y en no pocas ocasiones con una casa que solían tener que arreglar por los desperfectos, corriendo ellos con estos gastos.

alquiler de pisosEn Vilas Laywers nos ocupamos de la redacción de los contratos de arrendamiento y es por ello que queremos destacar la importancia de ponerse en manos de profesionales cuando se va a alquilar una residencia. Una adecuada redacción de estos acuerdos es la forma más efectiva de que no haya problemas cuando se alquila una residencia.

La realidad es que la situación va cambiando. Así, la Ley del Alquiler prevé ya el desahucio exprés en caso de impago. De acuerdo con la Ley de medidas de flexibilización y fomento del mercado de alquiler de viviendas, que ha entrado en vigor recientemente, el arrendatario podrá rescindir el contrato sin pagar indemnización con tan solo comunicarlo con un mes de antelación. También se incluye la reducción de cinco a tres años del plazo de renovación de contrato obligatorio.

Otras medidas interesantes que recoge el texto es la creación de un registro donde figuren los inquilinos condenados en firme por impago de la renta de alquiler –condenados judicialmente en un desahucio o por la vía del laudo arbitral- para que puedan ser conocidos por otros arrendadores. Se incluye además la obligación del dueño de la vivienda de informar a los inquilinos en caso de querer vender el piso. También podrá disponer de ella si la necesitara para sí mismo o para algún familiar, avisando al inquilino con al menos dos meses de antelación.

Este texto incluye la supresión de las ayudas de subsidiación al préstamo reconocidas en los Planes Estatales de Vivienda. Las ayudas estatales directas solo se mantendrán si hay una aceptación expresa de fomento. En cuanto al Programa de Inquilinos, áreas de rehabilitación integral, Renove y Renta Básica de Emancipación de mantienen solo hasta que entren en vigor las nuevas líneas. El Gobierno sólo mantendrá las ayudas de subsidiación de préstamos estatales a la compra o la rehabilitación que ya se estuvieran recibiendo.